Agujas de coser prehistóricas

Agujas de coser prehistóricas

¿Cuántas agujas de coser prehistóricas podríamos sacar de este hueso?

La elaboración de agujas de coser prehistóricas es un hecho constatado con evidencias desde el Paleolítico Superior que nos ha permitido conocer más acerca de las prácticas cotidianas de nuestros antepasados y de sus grandes avances, como es la costura de sus pieles para elaborar ropa y complementos e incluso coser las propias tiendas que en algunos casos les servirán como habitáculo. De este modo, la capacidad creativa de nuestros antepasados va en aumento y fueron capaces de ir inventando herramientas para sobrevivir a los gélidos inviernos, para cazar y alimentarse y para arroparse con temperaturas tan bajas, que las pieles debían de convertirse casi en una segunda piel, bien pegada a sus cuerpos, para que las corrientes de aire no traspasaran.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Experimento: Escápulas decoradas

Ilustración: Giuseppe B.L.

La idea de hacer un agujero en un hueso y confeccionar una aguja fue un invento excepcional que ha llegado hasta nuestros días, pero ¿Cómo comenzó? ¿Cuál es el proceso de elaboración de una aguja de coser a partir de un hueso como el que tenemos en la fotografía?
Desde viajes a la prehistoria vamos a confeccionar una aguja de coser paso a paso de la manera en la que lo podrían haber hecho nuestros antepasados y así, a través de la arqueología experimental conoceremos tanto los tiempos como el resultado y durabilidad.

 

Destacar que coser pieles incluso con una aguja de metal es arduo y costoso, además de lento, veremos cómo se comporta una aguja de hueso en próximos artículos…

Pero volviendo a la pregunta inicial, al tratarse de un hueso corto y descubrir que por dentro estaba hueco, tuvimos que conformarnos con esta especie de aguja, punzó de hueso, lo que nos indica, tras la práctica de la arqueología experimental, que no todos los huesos valían para confeccionar agujas de coser prehistóricas.

ARTÍCULO RELACIONADO:  El hombre Pájaro siberiano

© Viajes a la Prehistoria

Te puede interesar:

Vestido en la prehistoria, ¿qué nos cuenta el arte rupestre levantino?

0 Comments