Arte Mobiliar, en la cueva de Parpalló

Arte Mobiliar, en la cueva de Parpalló

Estamos acostumbrados a ver casi siempre en nuestras visitas a las cuevas con Arte, pinturas plasmadas sobre la pared o techo de las mismas. En cambio, son pocas las veces que podemos disfrutar del arte mobiliar en estos lugares, precisamente porque debido a temas de conservación y protección de las piezas decoradas encontradas, estas se encuentran en museos o centros de interpretación especializados.

Que duda cabe, que del mismo modo que nuestros “artistas de la prehistoria” al tiempo que decoraban la parte más inaccesible de una cueva, también decoraban plaquetas de piedra o determinados huesos que les servían como soporte para sus grabados y pinturas. Generalmente el arte mueble que podemos ver en la actualidad, se caracteriza más por los grabados que por la pintura, bien porque en algunos casos esta no fue empleada y tan solo se dedicaron a tallar los soportes elegidos con cuarcita o sílex, bien porque la pintura ha desaparecido con el paso de los años, al no estar estanca en unas condiciones de conservación como dentro de las cuevas como sucede con el Arte Rupestre.

Por otro lado, muchas veces, este arte mobiliar, sobre todo el que se encuentra grabado sobre plaquetas de piedra, suele estar muchas veces roto y repartido en varios trozos, de ahí podemos apreciar por otro lado la fragilidad del mismo.

Un ejemplo que nos gustaría destacar es el caso de las plaquetas de la cueva de Parpalló, en Gandía (Valencia).

En esta cueva se han hallado a lo largo de diferentes excavaciones alrededor de 5000 plaquetas decoradas, siendo considerada la mayor colección de Arte Mueble de Europa.

Para poder disfrutar de esta colección de arte mobiliar datado entre el 23.000 hasta el 12.000 a.p., tenemos que acercarnos al Museo de Prehistoria y Arqueología de Valencia. Allí, encontraremos una exposición de estas magníficas obras del Paleolítico Superior.

Pero si lo que nos apetece es aprovechar nuestra estancia en tierras valencianas y disfrutar in situ del lugar donde fueron encontradas las 5000 plaquetas, tan solo tendremos que desplazarnos hasta Gandía y visitar la cueva de Parpalló. Abierta al público tras un proyecto de puesta en valor y con un paseo muy agradable y acondicionado, recorreremos el paraje de Parpalló-Borrell, disfrutando del sol, de las maravillosas vistas del mar y del Monduver, como ya hiciesen nuestros antepasados prehistóricos.

Esta cueva, también fue considerada como un santuario prehistórico, precisamente por este conjunto de plaquetas decoradas halladas en su interior y en diferentes niveles estratigráficos. Que por otra parte, componen una secuencia perfecta del arte paleolítico dentro de su datación. Con una evolución notable entre sus diferentes periodos y representaciones.

Así mismo, los animales representados responden a la fauna del lugar en el momento de la prehistoria donde fueron realizadas las plaquetas, sobre todo el ciervo, la cabra montesa, el caballo y el uro. En otros casos se representan símbolos de toda índole y curiosamente muchos representan la época en la que fueron elaborados, como ítems característicos de una época concreta. Zig zags, arboriformes, reticulados, serpentiformes, etc.. Toda una colección artística en esta biblioteca en piedra o museo al aire libre del Paleolítico Superior en el Mediterráneo Español.

A continuación os dejamos con algunas imágenes tanto de las plaquetas de Parpalló, como de la cueva y su entorno.

© Viajes a la Prehistoria

Please follow and like us:
0
Booking.com
0 Comments

Escribe tu comentario: