Campaniforme en la Prehistoria de Benicull

Campaniforme en la Prehistoria de Benicull

Neolítico en Benicull: La sima de la Pedrera

La prehistoria no deja de sorprendernos, sobre todo al leer la historia del protagonista de la protección de este importante pero abandonado yacimiento muy cercano a mi pueblo.

He recorrido muchos km en busca de la prehistoria más apasionante, de nuestro pasado, de nuestros ancestros, de su arte rupestre y de sus restos, repartidos por toda la península, sin recalcar, en que no solo en mi pueblo sino en las inmediaciones también teníamos un pasado prehistórico y que otros, antes que yo, ya contaban la historia de sus descubrimientos y medidas para su protección.

A escasos km de mi pueblo, como digo, existe un pequeño pueblo, rodeado hoy de campos de naranjos y kakis: Benicull.

Todavía recuerdo cuando iba en bici con mis amigos de la infancia para bañarme en la piscina…pero ¿Quién me iba a decir a mi por aquellos años, que 25 años después regresaría por aquella misma calle en busca de la prehistoria?

Pues allí estábamos nosotros frente al yacimiento conocido como la sima de la Pedrera. Su historia se remonta al neolítico y una de sus piezas clave, halladas, como en muchas otras ocasiones, por unos niños mientras jugaban, fue un vaso campaniforme que formaría parte de un ajuar funerario.

 

Allí, J. Aparicio, según relata en el informe de excavaciones, se encontró a un grupo de vecinos del pueblo ya en el interior de la oquedad sacando restos de huesos, como digo de enterramientos y algunos objetos de ajuar neolíticos. Inmediatamente se puso manos a la obra para proteger la cavidad y evitar que continuase un expolio desmedido debido a los rumores entre los vecinos.

Los hallazgos de la Sima de la Pedrera[1]

Puñal de lengüeta, cuentas de collar, fragmentos cerámicos y numerosos restos óseos, junto con los restos del famoso cuenco campaniforme, punta de flecha de sílex e incluso los restos de un asta de ciervo y dos botones con perforación en V.

Está claro que la Sima de la Pedrera fue un lugar de ritos funerarios y enterramientos, un lugar sagrado de la prehistoria reciente al sur de Valencia…

El yacimiento hoy

Tristemente observo el lugar y unas vallas me separan de la cueva. Un enorme cartel que dice prohibido tirar escombros y unos contenedores en la calle ambientan un lugar sagrado de la prehistoria y que forma parte de nuestro patrimonio.

Un par de inquilinos, son los propietarios del lugar. Los felinos del presente que habitan la cueva son estos dos simpáticos gatos que se esconden en el interior cuando nos ven llegar.

Puedo decir que el lugar se encuentra de alguna manera “protegido” por el enrejado, pero nada sabemos del lugar sino acudimos a las fuentes. Un parque con dos bancos al exterior nos invita a sentarnos y observar el paisaje, mientras la sima de la Pedrera queda a nuestras espaldas sin ningún cartel ni indicación que nos cuente algo de la historia de este lugar…

Un ejemplo más de un patrimonio que pasa desapercibido y que se va perdiendo entre las generaciones más jóvenes sino lo remediamos y educamos a las generaciones futuras…

© Viajes a la Prehistoria

[1] Información tomada del artículo de J. Aparicio en http://www.museuprehistoriavalencia.es/web_mupreva_dedalo/publicaciones/559/es

Please follow and like us:
0

Te puede interesar también:

0 Comments

Escribe tu comentario: