Cueva Cualventi, Cantabria

Cueva Cualventi, Cantabria

“Cuando runfla la cueva de Oreña, unce los güeis y vete por leña”

Refrán de Cantabria y vinculado a la cueva que estamos a punto de presentar. No en vano recibe esta cueva el nombre de  Cualventi y nos indica que viene el frío cuando el viento sopla en esta cueva.

La sorpresa del día en mayúsculas. Hoy sí que hemos viajado a la prehistoria sin salir de Cantabria y es que, hay lugares cargados de algo especial. No se puede explicar. Quizás esté relacionado con ese término que utilizaba Mircea Eliade conocido como “lo inefable”.

No lo sé, pero desde luego, nos hemos quedado como suele decirse con la boca abierta al llegar al enclave Cualventi.

Cual vergel viviente, se presentaba ante nosotros la maravilla de las maravillas, sin desmerecer el entorno del resto de cuevas de Cantabria.

“La visita a la cueva Cualventi

era un viaje a la prehistoria en

tiempo real”

A solas y en absoluto silencio, la cueva nos daba la bienvenida bajo los rayos de sol del atardecer, que hacían brillar las gotitas que bañaban la vegetación que nos rodeaba.

Un enorme abrigo se abría ante nosotros y cobijaba, no una, sino varias oquedades a distintos niveles. Parecía que estábamos en otro tiempo y que en cualquier momento, un habitante de la prehistoria podía aparecer por cualquier rincón. Tan desconocida esta cueva y tan sorprendente que todavía me siento asombrada.

Esta cueva esconde un conjunto rupestre fantástico, con pinturas y grabados de época  Gravetiense, Solutrense y Magdaleniense en el cual iremos profundizando en otros artículos.

cueva cualventi

Historia del descubrimiento

La cueva de Oreña, como se conocía antes, fue descubierta ya en el siglo XIX y publicada en 1877 por Augusto Gonzales de Linares y J. Calderón. En aquel entonces, su Arte Rupestre todavía era desconocido. Y extrañamente las primeras excavaciones no se llevarían a cabo hasta 1976, cien años después de su descubrimiento. Desde luego curioso para una cueva que se descubre hace tanto tiempo.

El primero en investigarla en los años 80 sería Miguel Ángel García Guinea, el cual advertiría la existencia tanto de yacimiento arqueológico importante como manchas que podrían ser arte rupestre.

Pero ya en el 2003, el equipo del Museo de Altamira, se encargaría de profundizar en estas investigaciones y de documentar por completo el yacimiento y el arte rupestre y mobiliar hallado en su interior. Desde aquellas excavaciones, la cueva permanece cerrada al público, en un entorno natural, como ya dije, cautivador.

Una sorpresa prehistórica en el entorno inmediato de la cueva de Altamira, ya que apenas están separadas por 2´5 km ambas cuevas y que nos ha permitido sumergirnos de nuevo en el apasionante mundo de la prehistoria.

© Viajes a la Prehistoria

cueva cualventi

Please follow and like us:
0

Te puede interesar también:

Booking.com
0 Comments

Escribe tu comentario: