Cueva de la Clotilde, Cantabria

Cueva de la Clotilde, Cantabria

Cueva de la Clotilde antes la Lora, es una cueva ejemplo de vandalismo y destrucción del Arte Rupestre

Hoy nos adentramos en un paraje bañado por el río Saja para descubrir dos cavidades muy próximas la una a la otra y que ambas esconden representaciones rupestres prehistóricas en su interior. En un especial entorno, rodeado de árboles y un relajante paseo acompañado por el cantar de los pájaros que dan vida a este lugar.

Cueva de la Clotilde, Historia de su descubrimiento

El descubrimiento de la cueva de la Clotilde se lo debemos a D. Hermilio Alcalde del Río en 1906, y su nombre actual a una de sus hijas “Clotilde”, anteriormente era conocida como la cueva de la Lora. Tras el hallazgo de la cueva y en una posterior visita junto a H. Breuil, se descubriría el Arte Rupestre de su interior en ese mismo año.

Fuente: www.academia.edu/7022024/Cueva_de_La_Clotilde_Ejemplo_de_destrucci%C3%B3n_del_arte_rupestre

El  Arte rupestre  consistía en algunas figuras animales realizadas directamente con los dedos sobre la capa arcillosa del techo y las paredes. Aunque fueron consideradas de trazo tosco, desde luego marcaron un hito en aquellos tiempos al ser incluidas en la famosa obra: “Les Cavernes de la Region Cantabrique”.

Ejemplo de deterioro, dejadez y vandalismo

Durante mucho tiempo su único acceso fue la boca principal, que se encontraba bastante protegida gracias a su situación.

En los años 50, se observa un importante deterioro en los grabados, debido a desprendimientos de la capa arcillosa, pero no solo el clima o el paso del tiempo fueron los agravantes.

Está documentado que los sistemas de cierre de la cueva para su protección en aquellos años, fueron forzados y es entonces cuando se comenzarían a cometer actos vandálicos en la cueva.

Aunque los cierres fueron cambiados en diferentes ocasiones, fue preciso reunir a los vecinos y concienciarles de la importancia de la cueva y del Arte Rupestre tras los actos que se resumen a continuación en un acta del Patronato de las Cuevas Prehistóricas de la Provincia de Santander:

“Pero en días pasados, un grupo de mozalbetes de los pueblos inmediatos, obedeciendo a un ancestral impulso destructivo (…) han destruido en gran parte los grabados en ella existentes (…) nuestro propósito evitarse la repetición de hechos tan vergonzosos”

Documento del Patronato de las Cuevas Prehistóricas de la Provincia de Santander

Tras estos acontecimientos, en los años 80, se vuelve a destrozar la puerta de acceso y los cierres y a ocasionar importantes daños.

Repitiéndose en el 89, a pesar de todas las medidas de protección que se fueron tomando en todo este tiempo.

Fuente: www.academia.edu/7022024/Cueva_de_La_Clotilde_Ejemplo_de_destrucci%C3%B3n_del_arte_rupestre

 

En el año 2000 parece que la cueva se ha estabilizado, pero en 2010, tras las últimas informaciones, se decía que no se podía acceder a la sala de los grabados puesto que se había oxidado la cerradura de la puerta interior¹.

La cueva de la Clotilde es un ejemplo de los desastres que ha ocasionado el vandalismo en muchos lugares con arte rupestre, aunque la historia del vandalismo de esta cueva, llegue a superar la historia de la propia cueva desde la prehistoria.

Resulta triste pensar, que no solo en una ocasión sino en muchas más y a conciencia se ha destrozado no solo la protección de la cueva sino las representaciones rupestres que albergaba en su interior durante tantos milenios.

Por ello, y aventurándonos en busca de estas cuevas, fue bastante difícil encontrar uno de sus accesos. Al llegar, vimos efectivamente que la puerta del acceso artificial al menos seguía en su sitio y que el acceso a la cueva era bastante difícil de encontrar. Mejor así. En este caso, caminamos sobre nuestros pasos y regresamos a la cueva de la estación, situada en el mismo paraje, pero que no corrió la misma suerte que la Clotilde, aunque también en este caso, permanece cerrada, aunque mucho más visible.

Es un lugar hermoso, junto al río y rodeado de bosque y amplios terrenos para el ganado.

Es un lugar silencioso y tranquilo.

Esperamos que las cuevas no vuelvan a sufrir, y que las personas lleguen a concienciarse algún día del daño que ocasionan con sus irresponsabilidades.

© Viajes a la Prehistoria

¹:www.academia.edu/7022024/Cueva_de_La_Clotilde_Ejemplo_de_destrucci%C3%B3n_del_arte_rupestre
Please follow and like us:
0

Te puede interesar también:

Booking.com
0 Comments

Escribe tu comentario: