Cueva de la Garma, ¿Qué sabemos?

Cueva de la Garma, ¿Qué sabemos?

La cueva de la Garma desde el principio de su descubrimiento en el año 1991, ha estado protegida, estudiada y cerrada al público, a pesar de formar parte de las cuevas cantábricas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Hoy, la cueva, que sigue en proceso de estudio, después de más de 20 años, sigue ofreciendo a sus investigadores y al público en general, evidencias arqueológicas, nuevos túneles y sorpresas fascinantes como el excelente esqueleto completo de un león de las cavernas, que vivió, efectivamente en el Paleolítico Superior y formaría parte de esa fauna prehistórica hoy extinguida y que convivió con las sociedades de cazadores-recolectores que poblaron las tierras del cantábrico.

cueva de la garma

Historia de un descubrimiento

A diferencia de la mayoría de cuevas que visitamos en la actualidad en Cantabria y que fueron siendo descubiertas tras la cueva de  Altamira, a principios del siglo XX, la Garma, fue descubierta casi al final del siglo de oro de los hallazgos prehistóricos, concretamente en el año 1991, aunque el monte donde se ubica y otras cuevas próximas, ya se habrían documentado con anterioridad por el Padre Sierra (1909).

Ya en 1991, a pesar de que dos de sus salas son localizadas, no será hasta las primeras excavaciones por parte de un equipo de la Universidad de Cantabria, formado por profesionales del elenco de Alfonso Moure, Cesar González, Pablo Arias y Roberto Ontañón cuando se explorará la conocida como galería inferior , ya en el año 1995, descubriéndose un conjunto de yacimientos y manifestaciones de Arte Rupestre del Paleolítico Superior.[1]

A partir de ese momento y dentro de un importante proyecto de investigación, se seguirán localizando más salas y otras cuevas en este mismo monte que da nombre a la Cueva de la Garma.

¿Es la cueva de la Garma en la actualidad la niña mimada de las Cuevas de Cantabria Patrimonio de la Humanidad?

Para entender esta cuestión, en primer lugar hay que conocer la historia de los descubrimientos de las primeras cuevas con arte rupestre tanto en España como en Francia. Y no solo la historia de sus descubrimientos, sino más bien, ahondar en primer lugar en ¿Cómo se realizaban las primeras investigaciones, los materiales que utilizaban, las técnicas de estudio e incluso y quizás, lo que es más importante, la manera en la que fueron acondicionadas y mostradas al público, las cuevas con arte rupestre a principios del siglo XX.

Efectivamente, cuando el investigador conoce como se hicieron las cosas entonces, y conoce de hecho los resultados y las consecuencias de determinadas actuaciones sobre el patrimonio, es normal y lógico que la cueva de la Garma se cierre a cal y canto y se proteja, efectivamente como vemos hasta la actualidad, como la niña mimada que todavía tiene muchos secretos que desvelar.

 

Desde el Arte Rupestre que alberga en su interior y quizás la parte más frágil de la cueva, hasta sus yacimientos, son de incalculable valor y por supuesto una fuente inmensa de conocimiento de las sociedades prehistóricas, precisamente, por encontrarse muchos de sus hallazgos sin haber sido tocados en miles de años y poder trabajar sobre ellos desde el comienzo, con los medios y tecnologías actuales.

Hallazgos arqueológicos en la cueva de la Garma

Hasta el año 2000, los principales yacimientos que se habían localizado, se distribuían del siguiente modo basándonos en la publicación abajo citada[2]:

  • La Garma A: cueva corta que termina en una sima vertical por la que se accede a la galería intermedia.
  • Exterior de la Garma A: depósitos de 4m desde el paleolítico inferior, pasando por el paleolítico superior, concheros mesolíticos, indicios de neolítico, estructuras del calcolítico y edad del bronce e incluso restos medievales en superficie.
  • La Garma B: pequeña cavidad muy próxima a la anterior, con restos principalmente Calcolíticos y de la Edad del Bronce.
  • La Galería Intermedia: Se accede por la Garma A, a través de una sima vertical de 7 metros. Se han encontrado oseras, industrias del Paleolítico Antiguo, incluso las primeras pinturas rupestres basadas en series de puntos rojos.
  • La Galería Inferior: Hasta la fecha, podría tratarse de la galería más importante de la Garma, en cuanto a los restos encontrados. Su entrada original fue taponada por un derrumbe, por lo que nuevamente, tenemos que descender 13 metros desde la galería intermedia para acceder a ella. Aquí se ha encontrado el famoso yacimiento magdaleniense, del cual hoy encontramos una réplica en el Mupac. Las paredes contiguas están repletas de arte rupestre paleolítico, diferenciándose tres fases: Paleolítico Superior Inicial con manos en negativo, puntos, trazos y animales, Solutrense o Gravetiense, con pinturas rojas de animales, signos y algún grabado y otra de cronología Magdaleniense con pinturas negras y grabados. Pero existe otra evidencia, precisamente en esta galería, que sigue dejando perplejos a los investigadores. Ya entrados en el siglo VIII y cuando la entrada original de la galería había sido ya sellada, alguien bajó, como atestigua el grupo de cuerpos encontrados y depositados en el suelo de la galería.
  • Cueva del Mar: cueva situada en la parte oriental del monte con restos de concheros del mesolítico
  • Castro del Alto de la Garma: fases de ocupación de la edad del hierro y bronce final.
  • Otros yacimientos

 cueva de la garma

(en la imagen) Lugar donde se encuentra La Garma

Hallazgos recientes en la cueva de la Garma hasta la actualidad

Recientemente y en años consecutivos, 2016 y 2017 respectivamente, se publicaban en prensa dos noticias relacionadas precisamente con la fauna paleolítica.

En primer lugar y en la Galería Inferior a la que nos referíamos anteriormente, se hallaban los restos de las garras de un león de las cavernas, concretamente en la zona IV. Allí explicaba la investigadora Marian Cueto, que entre los restos de muchos animales como uros, caballos o ciervos, también se encontraron las garras de un león de las cavernas. Algo que relaciona con un acontecimiento intencionado por parte de quien deposito allí estas garras, ya que presentaban cortes como de haber sido separadas del resto de la pata.

Así mismo, puntualiza la investigadora, que seguramente, esta zona de la galería inferior, fuese destinada a un uso ritual.

También se cree, que la piel del león al completo, pudo servir para cubrir el suelo, alguna de las paredes o incluso formar parte de una cabaña.

Ilustración: “León de las cavernas”, ilustración digital.  Giuseppe Berardi

Nada hacía presagiar, que un año después, los mismos investigadores, no se iban a encontrar con una parte de otro león de las cavernas, sino con el esqueleto entero, como afirmaba Roberto Ontañón en medios digitales, “se conserva hasta la última vertebra de la cola”.

Se trataría, según los investigadores de un león adulto, que debió llegar herido y murió en una de las galerías de la cueva. Galería que aprovechamos para incluir en los nuevos hallazgos de la Garma, ya que en la zona donde se encuentra la galería inferior, y mientras se realizaban trabajos de prospección geológica hace escasamente unos meses, se localizaban nuevas grutas todavía por investigar y el ya conocido esqueleto completo de león cavernario al que hacíamos referencia, con una datación que rondaría los 16.000 años de antigüedad.

Otros dos hallazgos recientes han sido el húmero de un elefante y una estalactita que puede informar a cerca de la climatología en el paleolítico superior hace 20.000 años, “ya que llega hasta el máximo frio de la última glaciación”[3].

Arte Rupestre de la Garma en imágenes

A pesar de que no podemos visitar la Garma y mucho menos realizar fotografías, a partir de las investigaciones que se van realizando en la misma, existen profesionales que se ocupan de estas labores y que a través de Internet nos ofrecen la posibilidad de disfrutar, al menos y de momento de las maravillosas pinturas rupestres que se encuentran en el interior de la misma.

Así pues, aunque anteriormente ya hemos hablado de los diferentes estilos que se documentan, ahora nos centraremos en concretar un poco más, que figuras se representaron en la Garma durante el Paleolítico Superior a través de algunas imágenes tomadas de la web citada[4].

Bisonte en negro

Manos sopladas

Panel de animales en rojo

Como podemos observar, la repetición de imágenes a las que estamos acostumbrados se repite una vez más en esta cueva. Desde los puntos rojos y manos en negativo, hasta bisontes, cabras o un hermoso caballo negro. Todos ellos habituales de la fauna paleolítica.

Otros datos de interés arqueológico y/o prehistórico que nos aporta la Cueva de la Garma

Cuando hablamos de la Garma, hablamos de una cueva muy importante para comprender la evolución humana. Tanto es así, que sus niveles de ocupación se trasladan hasta los 400.000 años antes del presente, en el Paleolítico Inferior, siendo contemporáneos a la sima de los Huesos de Atapuerca en algunos momentos[5].

Ilustración: Giuseppe B. Acuarela sobre papel. “Entrada a la La Garma B”

Con sus siete pisos de galerías superpuestas, la Garma todavía tiene mucho que ofrecer a la investigación geológica pero sobre todo arqueológica. Incluso acerca del conocimiento y evolución del clima en la prehistoria, como afirmaba el catedrático de la Universidad de Cantabria Pablo Arias[6].

¿Por qué nunca podremos visitar la Cueva de la Garma?

Así de tajante era la afirmación de los investigadores al preguntarles a cerca de la posibilidad de abrir al público la cueva: “Nunca será posible”, porque se pondría en riesgo la conservación de la gruta ya que de inmediato se alterarían parámetros como la humedad o la temperatura[7].

cueva de la garma

Obviamente, solo tenemos que remontarnos nuevamente a mitad del siglo XX, para observar cómo el turismo masivo en cuevas como Altamira o Lacaux, fueron un factor muy importante que no el único, para su deterioro y cierre definitivo.

Alternativas para visitas de profesionales y turismo en general

Como ha sucedido ya en otras cuevas paleolíticas de con arte rupestre, siempre existe un plan B para el desarrollo turístico y Cantabria ya se plantea la creación de un propio museo o centro de interpretación en la zona de la Garma.

El actual centro de recepción, ubicado en una nave próxima a la cueva, permanece cerrado. Pero el gobierno de Cantabria se plantea la creación de un museo propio en las inmediaciones para fomentar  el proyecto de arte rupestre en Cantabria.

Los museos y centros de prehistoria, arqueología y arte rupestre, donde no solo podemos disfrutar de las piezas originales, sino que en algunos casos encontramos réplicas muy exactas de su arte rupestre o de otras piezas arqueológicas, no solo nos sirven para generar turismo, sino que son una apuesta fenomenal para que todo el mundo pueda disfrutar sobre todo de admirar como es el arte rupestre de la cueva y entender cómo se vivía en la prehistoria.

Cuevas como Altamira, Lascaux o Chauvet, ya tienen su propia réplica, ¿sucederá lo mismo con la Garma? ¿Podremos disfrutar en el futuro de una réplica donde admirar el Arte Rupestre de la Garma? De momento el Mupac contiene en su interior, una réplica del yacimiento magdaleniense situado en la Galería Inferior, tal y cómo se encontró. Pero parece que la apuesta en temas de financiación por la cueva de la Garma es muy fuerte en el presente sobre todo y tras la reciente iniciativa para fomentar el arte rupestre como un valor universal.

 

En la imagen: entrada a la cueva de Altamira

¿Sabías que la cueva de la Garma en Cantabria tiene su propia fundación privada?

Para finalizar, y aunque no es nada nuevo para los que conocen de cerca las cuevas de Cantabria, una noticia me sorprendía en esta actividad de documentación de la Cueva de la Garma.

Hace apenas un par de años, el conocido “zapatero de las famosas” o más concretamente Stuart Weitzman visitaba la cueva de la Garma por primera vez. En su interés por ayudar a la difusión y protección de las cuevas prehistóricas de Cantabria, quedó prendado y enamorado de esta cueva y de lo que albergaba en su interior tras cinco horas caminando entre pasadizos y galerías repletas de este arte que nos enamora a todos. Tanto es así, que decidió crear la “Stuart Weitzman Foundation For The Preservation of Cantabria Prehistoric Caves” y ser mecenas directo de esta cueva. De momento ya ha donado a la fundación un cuarto de millón de euros y está convencido de colocarla entre los tesoros incalculables del mundo.

cueva de la garma

Fuente imagen: diariomontañés

Desde luego, es maravilloso ver como personas como Weitzman, deciden invertir su patrimonio económico en asuntos tan importantes como las cuevas con arte rupestre patrimonio de la humanidad, especialmente La Cueva de la Garma.

Conclusión

La cueva de la Garma en Ribamontán al Monte (Cantabria) es especial. Y lo es por muchas razones, pero especialmente, porque su descubrimiento e investigaciones son muy recientes y están permitiendo a sus investigadores trabajar con técnicas y conocimientos muy modernos y avanzados. Al mismo tiempo, las malas experiencias pasadas en otras cuevas con arte rupestre, están contribuyendo a que su protección y conservación sea máxima. Y por supuesto, hallar a día de hoy, tal cantidad de evidencias prehistóricas tan antiguas, hasta remontarse al Paleolítico Inferior, la convierten en una golosina muy apetecible para saborear lentamente. Es como volver al pasado, a la época de los grandes y primeros descubrimientos con arte rupestre, pero en el presente y con los conocimientos actuales. Desde luego, toda una suerte para Cantabria y para todos los que de alguna u otra forma nos hallamos vinculados a la prehistoria, a las cuevas y al arte rupestre.

cueva de la garma

Y como no podía ser de otro modo, yo tampoco he podido resistirme a la cueva de la Garma y al arte rupestre de su interior. Como en otras ocasiones, mientras consultaba el libro de Daniel Garrido y Marcos García: “Cuevas prehistóricas de Cantabria”, el famoso caballo negro de la Garma de la fotografía me cautivó, sedujo a mis sentidos y no pude más que coger el carboncillo y comenzar el siguiente cuadro, ya casi a punto de terminar…

cueva de la garma

© Viajes a la Prehistoria

[1] Fuente: http://tp.revistas.csic.es. La zona arqueológica de la Garma (Cantabria), investigación, conservación y uso social. Trabj de prehistoria 57, nº2,2000 pp 41-56.

[2] Fuente: http://tp.revistas.csic.es. La zona arqueológica de la Garma (Cantabria), investigación, conservación y uso social. Trabj de prehistoria 57, nº2,2000 pp 41-56

[3]http://www.lainformacion.com/arte-cultura-y-espectaculos/arqueologia/Hallados-Garma-elefante-estalagmita-evolucion_0_1050495869.html

[4] https://grupos.unican.es/arte/prehist/paleo/9/Default.htm

[5] Fuente: http://www.eldiariomontanes.es/cantabria/arqueologos-descubren-nuevas-20170804221721-ntvo.html

[6] Fuente: Diario Montañés. op.cit

[7] Fuente: Diario Montañés. op.cit

 

Please follow and like us:
0

Te puede interesar también:

Booking.com
2 Comments

2 thoughts on “Cueva de la Garma, ¿Qué sabemos?

  1. Ribamontano dice:

    ¡Te felicito por el artículo! Yo precisamente soy vecino de la zona y estoy intrigado
    con el devenir que tendrá la Cueva. Desgraciadamente creo que en muchos lustros
    (probablemente no lo verán mis ojos) será imposible abrir al público este lugar. Por
    un lado opino que habría que dar un impulso tremendo a la labor de los
    investigadores allí. No puede ser que no tengan medios materiales en condiciones
    para trabajar ni que se dependa de mecenazgos ni subvenciones. Para muchas
    tonterías se destinan millones de euros (rotondas y demás parafernalia) y con una
    buena inyección en este proyecto se conseguiría una repercusión mundial.
    Esperemos que los de arriba se decidan a hacer algo en condiciones y no un centro
    de interpretación que se quede en medianía… Si ha de hacerse que se haga bien. Un
    saludo desde Ribamontán al Monte.

    1. Viajes a la Prehistoria dice:

      ¡Muchas gracias! Un verdadero placer visitar y escribir sobre un lugar tan fantástico como Ribamontán y el monte de la Garma, con sus famosas cuevas. Ciertamente hace falta dinero para investigar esta y otras cuevas y no solo en Cantabria, sino en España entera, pero, yo soy de la opinión de que el dinero cuando llega, bienvenido sea, y si es de un mecenas, pues que lo sea. La historia nos ofrece una gran lista de esta gente poderosa o millonaria que decidieron un día apostar por algo más que su propio beneficio…Es fantástico comprobar que en la actualidad todavía exista gente así. Por otra parte, muchos querríamos entrar en la cueva de la Garma, más o menos con las mismas ganas que entrar en Altamira, siempre se pueden contemplar otras opciones de visita teniendo en cuenta la protección y conservación de la misma, y serviría al mismo tiempo como medio de financiación para seguir las investigaciones… Y por supuesto, sería muy positivo para el desarrollo económico de la zona.

Escribe tu comentario: