CUEVA DE LOS MURCIÉLAGOS (GRANADA)

CUEVA DE LOS MURCIÉLAGOS (GRANADA)

Publicidad

Fascinada ante la sorpresa de encontrar en el Museo Arqueológico de Granada la famosa diadema de oro que acompañaba el ajuar funerario de la cueva de los murciélagos en Albuñol. Allí estaba en la vitrina, frente a mi, en una preciosa noche mientras caminábamos por el paseo de los tristes camino de la Alhambra…

Y allí estaba junto a otro hallazgo no menos importante, las sandalias de esparto que también fueron halladas en la cueva, junto con doce ejemplares más, todas elloas puestas en los pies de los cadáveres que allí fueron enterrados. Y claro, cuando la prehistoria te sorprende en medio del camino sin buscarlo, no pude más que mirar por la ventana las estrellas y sonreír…¿Qué más podía hacer?…

Allí estaba parte de uno de los tesoros arqueológicos de la prehistoria andaluza, frente a mi y era muy emocionante, tanto como la historia que acompañaba a esta famosa diadema de oro…

Publicidad

¿Queréis que os la cuente?

LA DIADEMA DE ORO

Quizás en estas fechas, todavía existan personas que no conozcan tan importante hallazgo del Neolítico.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Cueva de Bacinete, Los Barrios

Corría el año 1857, cuando se hallaron en esta famosísima cueva de la alpujarra granadina 68 inhumaciones junto a un valiosísimo ajuar.

Así pues, este yacimiento Andaluz, fue expoliado tras su descubrimiento por los mismos mineros  que la encontraron, que al ver la diadéma de oro, se volvieron locos rebuscando entre huesos y cestillos de mimbre, destrozando un yacimiento valiosísimo para la historia y expoliando la mayoría de piezas metálicas que hallaron a su paso. Cuando llegó Manuel de Góngora y Martínez, quien describe el hallazgo a través de la narración que le hicieron los mineros de como encontraron los cuerpos,  se ocupó de proteger lo que allí quedaba, estudio la cueva con detalle y lo llevó al famoso libro: “Antigüedades prehistóricas de Andalucía”. Cabe añadir que la famosa diadema, que pude contemplar en primera persona estaba realizada a golpe de martillo sobre pepita de oro, por si a alguien le vienen dudas a cerca de su datación, no había llegado todavía la Edad d elos metales y las fundiciones, pero los habitantes neolíticos de esta región, y otras que se han hallado en otros lugares del mundo, ya portaban objetos como diademas, pendientes, brazaletes o collares de metales preciosos como el oro o la plata.

“En su interior se localizó un enterramiento colectivo con ofrendas entre las que destacaban gran cantidad de semillas de adormidera”

Desde luego, en los diferentes enterramientos que se hallaron en esta cueva podríamos extraer muchas incógnitas, como el de doce cuerpos colocados en semicírculo, que rodean el esqueleto de una mujer. O el supuesto portador de la diadema de “oro”, que tantas dudas ha generado y que por fin hemos tenido  la suerte de ver en persona…

“Se halló el esqueleto de una mujer admirablemente conservado, con vestido de piel abierto  por el costado izquierdo y sujeto por medio de correas enlazadas”

Con tantos cuerpos, la muerte como protagonista y la abundancia de ajuares funerarios y posiciones que nos recuerdan sin duda a un auténtico ritual funerario, la idea que plasma Góngora y que relaciona las semillas de adormidera con estos ritos de sueño y muerte, nos hacen pensar no solo en enterramientos, sino en algo más.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Abrigos de Bolonia, Arte Rupestre del Estrecho

LAS SANDALIAS DE ESPARTO

Otro de los hallazgos que tuve oportunidad de ver en el Museo Arqueológico de Granada, fueron las sandalias tan bien conservadas de esparto que tuve frente a mis ojos junto a la diadema de oro. Las sandalias datan del neolítico final y estarían acompañadas por cestería decorada también de esparto, la suerte es que uno de los ejemplares de sandalias encontrados, estába expuesto allí, en el Arqueológico de Granada, que ha vuelto a abrir sus puertas después de estar ocho años cerrado, y con piezas tan importantes como estas.

En la fotografía las sandalias que se encuentran en el museo y una recreación de cómo estarían en los pies. Ilustración: Giuseppe / viajes a la prehistoria

© Viajes a la Prehistoria

Te puede interesar también:

¿Cómo era el calzado en la Prehistoria?

Please follow and like us:
error
0 Comments