Cueva del Tesoro,  Málaga

Cueva del Tesoro, Málaga

Cueva del Tesoro, la hija del mar, Rincones de la Victoria, Málaga.

Única cueva de origen submarino en Europa, que se formó con los continuos golpeteos de las olas contra los acantilados. Situada a escasos Km de la ciudad de Málaga, y próxima también a los yacimientos de la Araña, la Cueva del Tesoro se encuentra enclavada en la localidad de Rincones de la Victoria, rincones de prehistoria que sorprenden al visitante que se escapa a la Costa del Sol.

Dentro del complejo del Parque Arqueológico del Mediterráneo y con unas instalaciones apropiadas para la visita y disfrute del lugar, la Cueva del Tesoro mide 1500 m de longitud y se ubica en el subsuelo de un centro de interpretación hecho para la puesta en valor del patrimonio prehistórico. En su interior, además de poseer una galería de arte rupestre, también podemos encontrar historia antigua y leyendas, como la leyenda del tesoro de los cinco reyes, a la que debe su nombre y de la cual, existen testimonios arqueológicos de haber encontrado algunas monedas de oro. Otra leyenda histórica es la de que la cueva del tesoro serviría al general romano “Marco Craso”, como escondite durante ocho meses mientras le perseguía Mario y Cinna, “Vidas paralelas (Plutarco)”.

ARTÍCULO RELACIONADO:  DOLMEN DE LA GIGANTA

Pero sin duda el tema que más nos interesa son esas evidencias prehistóricas,  encontradas tanto en el interior de la cueva, como  en todo el complejo circundante. Evidencias que prueban la vida de nuestros antepasados prehistóricos en estos lugares. Y que si pudiésemos trazar líneas rectas, podríamos comprobar que han estado poblando toda la Costa del Sol desde la edad de los neandertales, antes de que los Sapiens, ocuparan los territorios y comenzaran a dejar sus huellas y arte rupestre en muchas cuevas y abrigos. Toda una historia de la primera humanidad que todavía tiene que ser contada.

La cueva del tesoro es visitable todos los días de la semana, posee galerías inmensas y hermosas, lagos subterráneos de agua dulce, un betilo que representaría a Noctiluca (diosa del mediterráneo desde la prehistoria hasta época antigua), arte rupestre paleolítico, cerámicas neolíticas e industria lítica. Toda una escapada prehistórica para grandes y pequeños. La cueva del tesoro es una visita genial para los más pequeños de la casa, ya que tan solo su nombre, despierta la imaginación, desarrolla su intelecto y contribuye a la difusión de la cultura y el patrimonio.

En el mismo enclave prehistórico, encontramos otra cueva con arte rupestre y evidencias arqueológicas. La cueva de la Victoria, en el interior del parque de la prehistoria del mediterráneo. Una vez allí y aunque de momento no es visitable, pues se están llevando a cabo investigaciones en su interior, el visitante, sobre todo los más pequeños, pueden espiar la cueva, mediante un enrejado que permite descubrir tanto la altura de la misma, como su formación rocosa y sus características.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Tumbas antropomorfas en el cerro de San Bartolo

© Viajes a la prehistoria

 

Please follow and like us:
error
0 Comments