GRAVETIENSE, EN EL MOTOR DE CAMBIO PREHISTÓRICO

GRAVETIENSE, EN EL MOTOR DE CAMBIO PREHISTÓRICO

Durante el periodo Gravetiense, en el Paleolítico Superior, tuvo que pasar un cambio social importante, en el que primó un desarrollo cultural presente en los objetos que se han hallado de estas épocas, y lo que es más importante, que se repitió en muchos territorios.

Abrigo de Cap Blanc (Francia), Reproducción de tocado Gravetiense

 

Para entenderlo, tenemos que conocer las evidencias gravetienses, que nos muestran, la manera en la que nuestros antepasados entendían y se relacionaban con su entorno inmediato, con sus costumbres, sus ritos o sus semejantes.

Estatuilla de Marfil de Brno

Así conocemos a prior, la gran cantidad de plaquetas grabadas y pintadas de la cueva de Parpalló, cuyo inicio comienza precisamente en este periodo de inicio de ocupación de la cueva. No existen evidencias anteriores, pero es a partir de ese momento que comienza y se va intensificando la producción de las mismas, sobre todo en este lugar.

Plaqueta de Parpalló

Al mismo tiempo, en el norte de España y sur de Francia, el periodo gravetiense nos deja algunas pinturas rupestres muy características, que coinciden con las de otras cuevas en técnica y estilo.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Chauvet, el Lenar de Venus

Por otra parte, también tenemos novedades en el Gravetiense, que apuntan hacia una concepción de la mujer y la maternidad como las conocidas Venus, aunque no se sabe bien, que podría significar la repentina proliferación de estatuillas, sobre todo femeninas en este periodo y que se han encontrado en lugares muy repartidos de Europa. Aunque también se están encontrando otro tipo de estatuillas de hueso o marfil, muy concretas que no representarían mujeres sino a hombres, como la marioneta de Brno, que también destaca en un enterramiento de un chaman u hombre especial dentro del grupo. Como lugar de producción de este tipo de estatuillas, se habla del que pudo haber sido hasta un taller prehistórico en el yacimiento de Dolni Vestonice.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Exposición Museo Altamira

Venus de Laussel

Otra característica de este periodo y que relacionaríamos con los adornos en la prehistoria, sería el uso de una especie de tocados para el pelo realizados a base de redes y conchas, como podemos observar no solo en algunos enterramientos, sino en las mismas estatuillas o Venus paleolíticas, cuya cabeza destaca por estas tallada con lo que parece precisamente este tocado.

Venus de Willendorf

 

Y no solo era un tocado femenino, sino que existe un enterramiento masculino, bautizado como en príncipe de Arene Candide, que llevaría este mismo tocado en la cabeza como ajuar funerario.

 

 

Príncipe de Arene Cándide

Otras características del gravetiense, que nos permiten observar este  periodo como un motor de cambio dentro del Paleolítico Superior, serían los grabados de Venus, pero sobre pared o arte mueble.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Cuevas de Vinromá, prehistoria, arte rupestre y enigmas

Cabe destacar el enterramiento del niño de Lagar Velho o el enterramiento de dos niños y un adulto en Dungir, todos ellos compuestos por importantes ajuares funerarios, donde la cultura y prácticas gravetienses tenían un lugar destacado. Dientes perforados, cuentas de collar de marfil, de huesos, estatuillas, bastones de mando, brazaletes, etc..

Enterramiento de Laghar Velho, ilustración Giuseppe Berardi

Desde luego el gravetiense fue un periodo destacado dentro del paleolítico superior. Como el despertar de la imaginación y la creatividad.

©Viajes a la Prehistoria

0 Comments