Incendios forestales, cómo actuar

Incendios forestales, cómo actuar

No es la primera vez, que ante las altas temperaturas del verano o vientos cálidos, al salir al campo, nos hemos preguntado desde viajes a la prehistoria, ¿Y si ahora nos sorprende un fuego, a dos horas del coche, que hacemos?

Entrevista a miembros del cuerpo de bomberos de Marbella para obtener indicaciones tanto de prevención como de actuación ante un incendio forestal  que nos podamos encontrar cuando estamos realizando un paseo o ruta larga, por el monte o campo.

En verano, con las altas temperaturas, la imprudencia de muchos y otros factores, la mayoría antrópicos, salir de ruta por la montaña, se convierte en una actividad de riesgo, sobre todo en días muy concretos, donde actúan factores como el viento o el exceso de calor y aumentan el riesgo de propagación del fuego.

Tanto es así, que cada vez más vemos en los medios cómo personas han tenido que ser rescatadas y lo que es peor, otras que han perecido en el intento de huir ante un fuego forestal de grandes dimensiones.

Por ello y por nuestra continua actividad en montes para visitar cuevas prehistóricas y enclaves arqueológicos, decidimos solicitar una entrevista con algunos miembros del parque de bomberos de Marbella, con el fin de conocer de primera mano, claves tanto preventivas como de actuación de urgencia, que cualquier persona debería conocer ante un incendio forestal. Puesto que, tanto nuestras salidas en busca de enclaves rupestres y /o arqueológicos, como la de muchas personas como nosotros, senderistas, excursionistas o turistas ocasionales un día cualquiera podemos vernos sorprendidos por el fuego.

Leer la entrevista completa

Tras una calurosa y amable acogida, los sargentos Fernando y Manuel y el Cabo Santiago del IPEIS (servicio de PREVENCIÓN, EXTINCIÓN, INCENDIO Y SALVAMENTO), se sentaban con nosotros en la sala de reuniones para responder de forma muy amable y cordial a cuantas preguntas les hicimos.

Aquí os dejamos con un resumen de la entrevista:

PREVENCIÓN

La prevención y concienciación por parte de los excursionistas es la base de una buena actuación posterior y un factor clave a la hora de salvarnos la vida frente a un incendio forestal.

  1. ¿Qué precauciones deberíamos tomar cuando salimos al monte sobre todo en verano?
  • No hacer fuego
  • Preparar la ruta el día antes. Conocer la zona donde se va, posibles caminos alternativos, caminos cortados, cortafuegos, para una posible huida.
  • Avisar a alguien siempre de donde vamos, para que puedan dar aviso sobre nosotros en caso de incendio.
  • Llevar comida y agua si vamos a realizar una ruta de al menos medio día.
  • Dejar el vehículo estacionado de forma que podamos maniobrar listos para salir.
  • Preparar una hoja de ruta con posibles arroyos, riachuelos, piscinas, cuevas, zonas sin vegetación, etc.. para poder sobrevivir en caso de un gran incendio del que no podamos escapar.
  • Tomar conciencia sobre la climatología del día que tenemos previsto realizar la actividad. Vientos cálidos, temperaturas altas o rayos o tormentas convectivas serán nuestros enemigos en caso de vernos sorprendidos por un incendio, así es que la mejor recomendación sería dejarlo para otro día.
  • No dejar basura, las latas por refracción y otras basuras por descomposición y/o fermentación son un combustible perfecto.

ACTUACIÓN

  1. Ante un incendio forestal, ¿Cómo debemos actuar y que factores debemos de conocer para poder salvar la vida?
  • Lo primero es alertar llamando al 112
  • Las aplicaciones para móviles como SOS EMERGENCIAS, pueden sernos de gran ayuda para que vengan a rescatarnos en el punto exacto que nos encontramos.
  • Intentar huir rápidamente siempre que las condiciones nos lo permitan.

incendios forestales

Algunas de los factores que debemos de conocer en nuestra huida sobre el fuego son los siguientes:

  • En un incendio forestal, donde tenemos una masa vegetal, homogénea, en una zona plana, donde no hay pendiente y donde no hay viento el incendio va evolucionando en un círculo que se va abriendo de forma igual hacia todas las direcciones.
  • Si ya metemos otro factor, como es el viento, ya no se propagaría en círculo sino en elipse y más hacia un sentido que el otro, y si a este factor le añadimos la topografía, en función de hacia donde vaya la pendiente ascendente, pues va más rápido o va más lento. Si la pendiente está a favor del viento, el fuego vuela. Si la pendiente va en contra del viento, pues ya, esos dos factores se contrarrestan, entonces va un poco más lento. Y si el viento va en contra y la pendiente va hacia abajo, mucho mejor, porque va mucho más lento.
  • Normalmente el incendio suele pasar en un tiempo determinado, y ese tiempo no suele ser suficiente para que la temperatura de esa poza o ese río se eleve. De hecho hay personas que se han salvado metiéndose en un río o una alberca.
  • Una vez el incendio ha pasado, hay rescoldo pero no hay llamas, y precisamente, otra de las medidas preventivas en un incendio es irnos a una zona ya quemada, teniendo cuidado con el calzado.
  • Tener en cuenta la elevada temperatura que alcanzan los incendios forestales, puedes no quemarte por las llamas pero sí por la radiaciones que alcanzan más km, aunque pienses que el fuego está lejos.
  • Evitar las cañadas y solanas
  • Salir de la ladera ascendente, puesto que el frente en llamas siempre tenderá a ascender.
  • Buscar las zonas con menos vegetación posible.

© Viajes a la Prehistoria

                       Leer la entrevista completa

 

 

Please follow and like us:
0
Booking.com
0 Comments

Escribe tu comentario: