La cueva de Ojo Guareña

La cueva de Ojo Guareña

Ojo Guareña es una visita muy especial si te encuentras en Burgos o sus alrededores…

Al hablar de la cueva de Ojo Guareña en las Merindades (Burgos), estamos hablando de una cavidad excepcional, no solo por su tamaño y por su enorme cantidad de galerías, consideradas,  uno de los mayores conjuntos Kársticos de Europa, sino por su enclave, por la proximidad de la ermita de San Bernabe y San Tirso enclavada en las rocas y con los techos decorados  y por supuesto por las pinturas rupestres y los hallazgos arqueológicos de la misma.

Así pues, Ojo Guareña, posee dos cavidades visitables, San Bernabé y La Palomera  y otra que no es visitable y es donde se encontrarían algunas pinturas rupestres.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Cueva de Hornos de la Peña

Será el río Guareña el que habría formado las galerías de la cueva y seis niveles de profundidad.

A través del Sumidero, las aguas se adentran en la cueva, y nos conecta con la parte más mágica y prehistórica del lugar.

Los santuarios que tienen arte rupestre muy peculiar y propio, son las cuevas de Kaite, Kubia y Palomera. De todas las galerías, la visita ha sido habilitada en 400 metros de pasarelas de madera, para hacerla más accesible para todo el mundo. En Ojo Guareña, también encontramos  enterramientos y algo excepcional,  huellas de pies descalzos,  de hace 4600 años, de 12 indivíduos que accedieron a esta parte de la cueva,de tan difícil acceso.

ARTÍCULO RELACIONADO:  LAS PIEDRAS MÁGICAS DE ALPUENTE, parte 1…

Ojo Guareña, con sus conjuntos de cuevas han sido habitadas desde el Paleolítico Medio, Superior, Neolítico, Edad de los Metales y la Edad Media, quedando algunas pilas repletas de agua, que se consideraba milagrosa, precisamente en la Edad Media.

Las galerías sepulcrales destacan por la presencia de individuos infantiles y algunos objetos datados en la edad del Bronce, así en las galerías más inferiores, se habrían encontrado huesos de adultos.

Pero lo más bonito es la visita al lugar, al paraje natural, al enclave…penetrar en el útero de la tierra, sentirnos parte de ella, dejar de ver, de hablar y de escuchar sonidos externos. Solo el gotear del agua, solo el susurro del viento…

ARTÍCULO RELACIONADO:  MALTRAVIESO

Descubre Ojo Guareña y conoce sus pinturas rupestres

© Viajes a la Prehistoria

 

Si te gusta lo que hacemos, invita con un café para seguir divulgando nuestro Patrimonio!!

 

 

 

 

0 Comments