LA MATERNIDAD EN LA PREHISTORIA

LA MATERNIDAD EN LA PREHISTORIA

Rodeada últimamente de mujeres embarazadas y bebes, mi mente en las cavernas no puede dejar de pensar cómo debieron de vivirse los embarazos y la maternidad en la prehistoria, y más todavía los momentos de alumbramiento y de parto, momentos ceremoniales, por otra parte, en los que no existían ni los hospitales ni la epidural, ni los partos programados…

Y allí, en mitad del bosque, mientras el clan caminaba hacia otro lugar en busca de alimentos y una cueva refugio para el invierno, una de las mujeres preñadas rompe aguas…

¿Os imagináis como debía de vivirse aquel momento para todos los miembros del grupo?

El resto de mujeres la acomodarían, la rodearían y ayudarán en esos momentos durante el parto, mientras los hombres se ocuparían de cercar el lugar y proteger al grupo de algún ataque de carnívoros, en estos momentos tan vulnerables.

Otros correrían al estanque o río cercano a por agua, mientras el encargado de encender el fuego se ocuparía de ir calentando el agua para la madre y el futuro bebe.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Neandertales y arte rupestre

Giuseppe de Viajes a la Prehistoria, ilustrando una mujer prehistórica embarazada y su hija abrazada a ella

Desconocemos la cantidad de rituales que estarían ligados a este momento, pero pudieron ser muchos y muy variados, desde invocaciones a seres de la naturaleza, hasta cánticos, danzas e incluso la preparación de medicinas naturales para la madre y el bebe.

Podemos enumerar algunas plantas  medicinales  que dependiendo del lugar pudieron servirles como remedios naturales en aquellos momentos de dolor y sufrimiento para las parturientas.

Una de las más conocidas y de las que también se han encontrado semillas en algunas cuevas consideradas santuarios son las semillas de la adormidera o amapola, el opio de la prehistoria.

ARTÍCULO RELACIONADO:  ¿CATEDRALES EN LA PREHISTORIA?

Seguramente aquel individuo que reconocieron como chamán, brujo/a o curandero/a con una posición social diferenciada, definida y aceptada, podría llevar en sus enseres una bolsa de cuero o piel, repleta de semillas y plantas medicinales.

Otras plantas serían la aquilea o la manzanilla, con propiedades para heridas, hemorragias y anti inflamatorias.

Otro momento importante en el alumbramiento durante la prehistoria, sería la preparación de la madre tras el nacimiento del bebe. En muchas ocasiones, el cuerpo de la madre durante el alumbramiento es desgarrado o cortado para facilitar la salida del bebe. Y sería necesario el instrumental necesario para proceder. Así pudieron existir cuchillos enmangados de Sílex que se prepararían para estos momentos exclusivamente…¿Alguien se habrá dado cuenta de ello?..Seguiremos investigando….

ARTÍCULO RELACIONADO:  AYUDAS ESPIRITUALES Y AMULETOS EN LA PREHISTORIA

Para coser la herida, bien pudieron utilizar las agujas de hueso que conocemos desde el paleolítico y algún tipo de fibra vegetal, similar a las que utilizaban para anudar las plumas a las flechas o sus pieles en la costura de sus vestidos.

Es muy impresionante pensar en un tipo de cirugía en la prehistoria, más allá de ungüentos o apósitos. De hecho, algunas pinturas rupestres, como sabemos, se han ocupado de reflejar estos momentos de dar a luz de maneras muy interesantes alrededor del mundo..

© Viajes a la Prehistoria

Please follow and like us:
error
1 Comments

One thought on “LA MATERNIDAD EN LA PREHISTORIA

  1. Ricardo Manzanares dice:

    Creo que lo mas parecido que puedes
    encontrar a fecha de hoy, sería la tribu más s
    inhóspita del Amazonas. Interesante
    artículo.
    Muchas gracias.

Add Your Comment: