LA SINAGOGA DEL AGUA

LA SINAGOGA DEL AGUA

 

Hay lugares que de repente desprenden una fuerza o atracción especial que te invitan a visitarlos y a saber y conocer su historia y sus secretos. Y de este modo es como me encontré esta mañana con “La sinagoga del agua”.

Ya su nombre indica algo especialmente inusual en las visitas que estamos acostumbrados a realizar.  Ritos, misterios y religiones que se unen en un lugar común, descubierto por casualidad durante unas obras, su recuperación se inicia en el año 2007, terminando el proyecto de puesta en valor en 2010.

Fuente: artificis.com

Pero, ¿qué es realmente la Sinagoga del Agua y por qué escribimos sobre ella desde Viajes a la Prehistoria?

Como su nombre indica, se trata de un lugar de culto judío propio de las comunidades sefarditas que vivían en Úbeda antes del siglo XIV. El edificio, ubicado en el casco antiguo de la ciudad, dispone de seis salas, perfectamente conservadas y restauradas, destacando un lugar muy especial en su interior de donde recibe su nombre: el Mikveh, o espacio dedicado a los baños rituales de purificación, con siete pozos conectados entre sí.

Fuente: artificis.com

Al escuchar esto, mi mente no puede evitar pensar en el libro ¿Por qué danzan los arqueros? y en el charco del Chorro, donde casi sin saberlo, iniciamos nuestro primer baño ritual de purificación antes de presentarnos frente al Abrigo del Voro y su Danza de Arqueros. Ni tampoco dejar de lado el capítulo dedicado a los lugares de poder en el que el elemento agua, tiene una importancia primordial.

“ En contacto con su frescura y su virginidad, el agua de las cascadas dota al iniciado de un bautismo esotérico y le permite comenzar el camino limpiando las impurezas y entregándose a la tierra como nuevo neonato en ascenso hacia la divinidad”

¿Por qué danzan los arqueros? (pp. 94)

Pero regresemos a la Sinagoga del Agua y a su Mikveh.

“Desde lo más profundo gritaré tu nombre”

Este es el salmo que debería de pronunciarse mientras se descienden las escalinatas talladas en piedra hacia el lugar por donde aflora agua pura, no estancada. El baño ha de ser solitario, por doble inmersión y se hace en los momentos importantes de la vida. Dicen los expertos, que el templo pudo haberse dedicado principalmente a las mujeres que acababan de menstruar o de dar a luz..

Como vemos el lugar es muy especial o lo fue para la comunidad judía pero, aun hay más, y es que recientemente se descubrió, que en el solsticio de verano, un rayo imponente de luz atraviesa la estancia y se sumerge en el agua, bajando igualmente las escaleras de piedra. Casual o no, el fenómeno resulta espectacular. Y se realizan visitas especiales en estos días de junio, para poder disfrutar del momento solsticial que se produce a las 10:00 de la mañana, de una forma absolutamente mágica.

Y todo podría quedar ahí, sino fuese por el pasado de esta Sinagoga y los lugares de culto específicos relacionados con el agua, los pozos interiores y el fluir de la misma por canales subterráneos que  envuelven a la Sinagoga por completo de una energía diferente.

Su pasado, como sucede en muchísimos lugares dedicados a los cultos religiosos de todo el mundo, se cree que fue prehistórico, concretamente neolítico o al menos esta es la idea de algunos arqueólogos, por sus características y su emplazamiento.

No es casual ni extraño, que ya nuestros antepasados, como ocurre en otros lugares, no solo utilizasen estas corrientes naturales de agua en su vida cotidiana, sino que además se apropiaran de ellas y la resguardaran como algo muy preciado, incluso, les construyeran monumentos megalíticos alrededor, como podría haber sucedido en el dolmen de Menga con sus aguas subterráneas y su pozo interior (de datación indeterminada)..

Continuaremos investigando este lugar en busca de sus posibles huellas prehistóricas..

© Viajes a la Prehistoria

Please follow and like us:
0
Booking.com
0 Comments

Escribe tu comentario: