Bajo la sombra del Chamán

Bajo la sombra del Chamán

El misterio del hombre bisonte (chaman) en el Múpac, durante el concierto de Neónimus

Allí nos encontrábamos, en el Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (Mupac), disfrutando del concierto a cargo de Silverio de Ura Neónimus, cuando a través de las luces rojas que ambientaban la sala, vislumbré, no sin asombro, aquella sombra sobre su cabeza.

No era posible. ¿Se trataba de un efecto a propósito?. ¿Había sido pensado por Neónimus para sorprender al público?. Los que le seguíamos y le habíamos visto actuar en el programa Cuarto Milenio, tras su visita a la Cueva del Castillo, teníamos aquella imagen grabada:

“El hombre bisonte que se levanta y se mueve tras un juego de luces y sombras, sobre una roca grabada en el interior de la cueva del Castillo”

Y de repente, estaba allí. Sobre su cabeza. La misma sombra: el hombre bisonte de la cueva del Castillo, mientras abajo, un Silverio en pleno éxtasis musical, representaba sus piezas más famosas.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Las máscaras prehistóricas

Pero yo no podía dejar de mirar aquella sombra que se balanceaba al ritmo acompasado de sus melodías. Miraba el tronco de más de 300 años que le acompaña en sus conciertos e imaginaba que no se trataba más que de un juego de luces. Y por si mis sentidos me engañaban, le pregunté a Giuseppe para ver si él, artista como es, me explicaba aquel fenómeno. Pero esta vez, no había explicación. Se quedó tan sorprendido como yo.

Y la sombra desapareció. Increíble. Cuando comenzaron los aplausos y Neónimus se levantó tras la ovación, el hombre bisonte desapareció. El resto del concierto, la sombra fue diferente. Ya no había rastro de aquella forma tan peculiar que tanto nos recordaba a la cueva del Castillo.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Adormidera presente en Santuarios Prehistóricos

Tras acabar y preguntar al resto de amigos, nadie se había percatado de aquella sombra, pero gracias a una de las fotografías de nuestro amigo Saúl, pudimos corroborar que estábamos en lo cierto. Era alucinante. Y teníamos la foto.

Juzguen por si mismos. A veces, el misterio aparece cuando menos te lo esperas, aunque, viniendo de este hombre que le canta y despierta a las cuevas, y describe la experiencia que tuvo en el interior del Monte Castillo como única, no nos queda más remedio que confirmarlo.

“Que la fuerza del chamán te acompañe”.

chaman

Imagen concierto cedida por Saúl. F.

Montaje por Viajes a la Prehistoria

0 Comments