Las cuevas de Cantabria que no podemos ver…

Las cuevas de Cantabria que no podemos ver…

En Cantabria no solo tenemos las cuevas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y que podemos visitar diariamente. Podríamos decir que se trata de un territorio completamente repleto de oquedades, muchas de ellas con habitación y arte rupestre y mobiliar y restos de industrias líticas y óseas desde los inicios del Paleolítico Superior.

Cueva de Morin, Cantabria

Cuevas que te las puedes encontrar en el centro de un pueblo como el caso de la cueva de la tía Martina o en muchos casos dentro de terrenos privados como la cueva de la Clotilde o la Cueva del Juyo. Precisamente esta última, cuya visita no es permitida y es una pena, es un gran ejemplo de rituales muy importantes en la prehistoria.

Bajando a la cueva de la Clotilde, Cantabria

Allí dentro, los investigadores que tenían la suerte de entrar y acceder a su interior, descubrieron un auténtico santuario del paleolítico.

Allí dentro se hallaba una de las esculturas más enigmáticas de la prehistoria de España, una roca esculpida con forma: mitad hombre-mitad felino, muy parecido al león de las cavernas.

Máscara de la cueva del Juyo, mitad hombre-mitad felino

Esta escultura, junto con algunas rocas puestas de una determinada forma y algunas semillas de adormidera, entre otros hallazgos simulaban quizás un altar de la prehistoria, un lugar sagrado donde realizaron más de un ritual en un entorno bellísimo, natural y silencioso de los montes cántabros. Quizás era un ídolo, quizás un guerrero caído, quizás un Dios prehistórico…

Aquella cueva, como muchas otras que desconocemos en Cantabria y que no podemos visitar representaban lugares de muerte y quizás de resurrección para estas gentes del pasado que las visitaron y habitaron, o algo peor, un lugar de sacrificios..

Entorno cueva del Juyo

Cierto es que su ubicación se encuentra debajo de una ladera pronunciada e imaginar a aquellas gentes descender con antorchas con algún cuerpo moribundo hasta el interior de las entrañas de la tierra resulta escalofriante, en medio del frío invierno y la noche más oscura..

Desde la entrada de la cueva del Juyo

El mismo entorno ofrece un paisaje junto a un riachuelo y espesa vegetación, ideal para salvaguardar un momento así, la muerte, el duelo o incluso un sacrificio..

Para saber más:

http://viajesalaprehistoria.com/cueva-del-juyo-y-la-mascara-del-hombre-leon/

Please follow and like us:
error0
0 Comments