OPPIDUM IBERO DEL PUIG (ALCOY)

OPPIDUM IBERO DEL PUIG (ALCOY)

Sombras de otros tiempos me observan, susurros entre el viento me inquietan…Siento que alguien nos mira, percibo su presencia, alguien nos vigila…

La guarida de estas gentes antaño amenazadas por otras tribus, se yergue impenetrable con sus enormes muros de piedra, que hablan…

Algo más importante que los restos de sus viviendas hay aquí, un sigilo temeroso en el silencio…

Una mirada impasible, inquietante en el horizonte, invisible pero perceptible en la lejanía y el silencio de unos territorios apenas  habitados que en el pasado fueron refugios íberos…

Lorena b.C. en el santuario del Puig (Alcoy)

 

 

El Oppidum del Puig (Alcoy)

“Subiendo la suave cuesta, por entre coscojas, aliagas, matujas y pedruscos se encuentra un robusto muro en ruinas, y unos escalones medio ocultos entre la grava dan acceso a una plazoleta que por un reducto de peña viva que corta foso y robustas murallas, se llega al límite de la fortaleza o cumbre del Puig desde donde se descubre un majestuoso y soberbio Panorama.- …”

Vicedo Sanfelipe

Fuente Imagen: El Puig-Presentación: de las antiguas excavaciones a un nuevo proyecto de investigación-pdf

 

Con sus muros de mampuesto de tamaño medio y trabados con barro, los restos de aquellas construcciones milenarias se nos antojan todavía vivas y cargadas de secretos arqueológicos todavía por descubrir…

Los oppidum eran lugares elevados que habían sido utilizados por el hombre interviniendo sobre ellos y convirtiéndolos en aldeas o castros compuestos por un conjunto de cabañas, chozas o casas…Se conocen como refugios fortificados con zonas de habitabilidad y también otras zonas reservadas para el control de los cultivos. Los Oppidum comenzaron a establecerse desde finales de la prehistoria en la Edad de los metales hasta la romanización.

 

Los íberos vivieron en El Puig desde el siglo VIII a.C. hasta el siglo IV a.C. y fueron uno de los primeros asentamientos y más antiguos de la zona de Alcoy.

El oppidum del Puig con su semejante en el monte de enfrente conocido como el Oppidum de la Serreta, son dos ejemplos claros de la vida íbera en la Contestania dominando ambos, desde las alturas donde están ubicados todo el territorio. Aunque con funciones diferentes, son dos lugares imprescindibles en el conocimiento de nuestro patrimonio arqueológico y la vida de la Hispania Prerromana.

El oppidum del Puig se caracterizó por albergar dos civilizaciones: la eneolítica y la de la Edad del Hierro. Allí, a pesar de que el yacimiento y el entorno ha sido saqueado y destruido por numerosos buscadores de tesoros y gentes llenas de desconocimiento y conciencia por un patrimonio vivo, todavía, si uno se sienta en el silencio de sus cumbres, puede imaginar a aquellas gentes realizando cerámicas campaniformes o decorando urnas funerarias, pues no muy lejos, aunque ya destruida, se encontraba una necrópolis repleta de urnas de incineración y vasos italogriegos decorados con figuras humanas algunas junto a objetos propios de  propios de un ajuar funerario. Un detalle que resalta en este campo o necrópolis de El Puig son los agujeros en la tierra en los que se encontraban cada una de las urnas de incineración…

Y es que la cultura Ibera, además de ser grandes guerreros y excelentes campesinos, tenían toda una serie de creencias asociadas con damas oferentes y dioses de la naturaleza, similar a los celtas pero que nos deja impresionados, sobre todo cuando observamos de frente a las damas oferentes repartidas por todo el territorio contestano…

Dama Oferente de la Serreta (Alcoy). Fuente Imagen:apuntes.santanderlasalle.es

 

Pero ¿Quiénes eran los contestanos?

Los contestanos habitantes del Puig fueron un pueblo prerromano con una cultura rica y variada. La escritura constituyó uno de los principales ejemplos de su desarrollo cultural y precisamente en el vecino oppidum de la Serreta de Alcoy se encontró un claro ejemplo de escritura íbera en un plomo. Sus santuarios, lugares de culto, necrópolis, exvotos, templos, lugares sagrados y damas orantes son ejemplos claros de su singular y enigmática religión o rituales…

Dama Oferente del Cerro de los Santos (Albacete). Fuente imagen: arte-paisaje.blogspot.com

 

Alcoy se convierte así en un territorio repleto de lugares sagrados desde la prehistoria con el Santuario de la Sarga o la Cueva del Oro hasta los oppida ibéricos del Puig y la Serreta, que nos ayudan a comprender, conocer y entender nuestro pasado más ancestral vivo e inserto en nuestro ADN como parte de un pasado vivo que nos precedió y que todos debemos de respetar.

 

© Viajes a la Prehistoria

 

Muy cerca también puedes visitar:

ORANTES Y BRUJOS EN LA SARGA (ALCOY)

 

Artículo relacionado:

EL MISTERIO DE LAS DAMAS OFERENTES ÍBERAS

 

 

 

 

 

Please follow and like us:
0

Te puede interesar también:

0 Comments

Escribe tu comentario: