Películas de prehistoria I parte

Películas de prehistoria I parte

Las continuas incursiones del cine en prehistoria desde los primeros descubrimientos de yacimientos, con industria lítica, restos óseos o pinturas rupestres, marcan una línea bastante próxima a esta visión del hombre salvaje y primitivo, más animal que hombre, sin inteligencia ni capacidad de razonamiento, vestido con su piel de leopardo, luchando contra bestias imposibles y con su bastones de madera típicos. Estaríamos hablando de los primeros años del s.XX, donde por otro lado, la teoría del evolucionismo ya había calado bastante en las mentes de los círculos más intelectuales.

Como ejemplos de esta época me gustaría destacar cuatro películas.

  • Miradas a la prehistoria, de Cecil Hepworth1 en 1905, por ser la primera en tratar el tema de la prehistoria y por coincidir casualmente con el reconocimiento de las pinturas rupestres de la Cueva de Altamira en las mismas fechas.
  • La vida del hombre primitivo, de David W.Griffith en 1914, por realizar un estudio psicológico de la teoría de Darwin2.
  • El mundo perdido de Harry Hoyt y Willis O´Brien, en 19253, por ser una de las primeras películas en las que aparece la figura del prehistoriador en el que nadie cree, cuando plantea la posibilidad de la existencia de un mundo perdido donde habitan los dinosaurios todavía. Y esa existencia cronológicamente imposible, unida a esas primeras expediciones arqueológicas, tan de la época, tanto en la indumentaria como en la forma incrédula de tratar las nuevas teorías e hipótesis de otros investigadores, la hacen sin duda digna de mención.
  • Charlot prehistórico, de Charles Chaplin, por tratarse de la primera comedia a cerca de la prehistoria y donde podemos observar una serie de situaciones que muestran claramente como era la visión del hombre prehistórico para el imaginario colectivo de principios del siglo XX. Bruto, machista, violento y vago, comparado con el trabajo de la época industrial en el que se realizó la película.

Fuente imágen: La caja de pandora y los fósiles

Las cuatro películas, marcaran las primeras fases de un cine que fue hijo de su tiempo, entre la risa, el entretenimiento, la imagen como medio más importante que el diálogo (ya que la mayoría eran mudas) y el mismo tratamiento de hombre bruto, desaliñado, sucio y violento, reunido con otros hombres o abusando de su posición de macho por encima de las mujeres y en el peor de los casos, huyendo de grandes dinosaurios.

Continuará..

©Viajes a la Prehistoria

Please follow and like us:
0

Te puede interesar también:

0 Comments

Escribe tu comentario: