RITOS SAGRADOS, INVOCANDO A LOS SERES DE LA NATURALEZA

RITOS SAGRADOS, INVOCANDO A LOS SERES DE LA NATURALEZA

LOS RITOS SAGRADOS EN HONOR A SERES DE LA NATURALEZA FUERON REALIZADOS DESDE LA PREHISTORIA Y LOS HEMOS HEREDADO HASTA NUESTROS DIAS.

Tras la llegada de la primavera y observar como las gotas de lluvia de esta primera luna llena resplandecen en cada hoja, en cada pétalo de las flores incluso en las ramas de las palmeras, haciendo que todo lo que me rodea adquiera un color puro, brillante y cargado de vida, recuerdo la cantidad de ritos sagrados a lo largo de la historia que se han encargado de honrar precisamente este momento, el momento de la vida, del renacimiento…

A través de cánticos, danzas, pinturas corporales, aderezos, disfraces y máscaras, los seres humanos a lo largo de los siglos hemos intentado dominar a los elementales de la naturaleza e incluso ser controladores del clima. Danzas de la lluvia, fiestas de la cosecha, fiestas y danzas de la vendimia, ceremonias rituales antes o después de la siembra, o la recolección…

ARTÍCULO RELACIONADO:  EQUINOCCIO DE OTOÑO EN LOS DÓLMENES DE LA GIGANTA Y DEL GIGANTE

Esta serie de ritos ancestrales ya debieron de existir desde la prehistoria, donde además de la caza, una de las partes más importantes de su dieta y de su supervivencia se encontraba en los frutos que la naturaleza les ofrecía. Además de otras semillas que servirían para curar enfermedades, aliviar algunos síntomas o incluso como sustancias anestesiantes o calmantes.

Al mismo tiempo, a pesar de que deberían de conocer la mayoría de las plantas, que nosotros desconocemos si salimos al campo, deberían de haber jugado con la prueba y error, para conocer sus efectos. Así pues, cuando aparecía la enfermedad, el dolor, la desesperación o casi la muerte, podrían invocar el poder de esa planta o esa semilla, o la corteza de determinado árbol, volviéndolo sagrado y mágico, pues era capaz de aliviar el dolor, parar las hemorragias o bajar la fiebre.

ARTÍCULO RELACIONADO:  La serpiente Arcoiris

Todo el poder de los elementales, en las manos correctas sería transformado en culto y oración, en rito e incluso podrán haber inventado ritmos y danzas para dar mayor poder al espíritu que se escondía en el interior de esa determinada semilla y que era capaz de sanar a nuestros antepasados.

Estas danzas y rituales en su honor o en su ausencia, por agradecer o por pedir, por conectar en definitiva con su esencia y su poder, también se han podido representar en el arte rupestre en formas bien conocidas como arboriformes y árboles esquemáticos incluso con los frutos.

Santuario de la Sarga, Alicante

Algunos de estos ejemplos los encontramos en la provincia de Alicante, en el Santuario de la Sarga, o en la Provincia de Málaga, en los abrigos de Peñas de Cabrera, aunque hay más, muchos más, pero os hablo de dos que he visitado y que mantienen una excelente conservación, además de encontrarse en un entorno perfecto para evocar este tipo de rituales e invocaciones a los espíritus de la naturaleza, a los elementales.

ARTÍCULO RELACIONADO:  OPPIDUM IBERO DEL PUIG (ALCOY)
Peñas de Cabrera (Málaga)

© Viajesalaprehistoria.com

Please follow and like us:
error
0 Comments