VENUS PREHISTORICAS

VENUS PREHISTORICAS

Hoy rescatamos una noticia de hace algunos años a propósito del descubrimiento de una estatuilla muy peculiar en la provincia de Málaga, concretamente en la zona de Arroyo Enmedio, próximo a los  dólmenes de Corominas y que es conocida hoy como: “La Venus de Estepona”.

Con una antigüedad entre el Neolítico y la edad del Cobre, la Venus de Estepona fue descubierta durante unas excavaciones arqueológicas en el yacimiento de la Alberica en agosto de 2011 y presume de ser la única de estas características hallada en la provincia de Málaga.

La Venus de Estepona, es de arcilla y está considerada como un amuleto, ídolo femenino e incluso símbolo de fertilidad, ya que por sus características, sus formas, donde destacan los senos representados con espirales y el lugar donde fue encontrada, en enterramientos, hace pensar que fuese un objeto valioso y simbólicamente importante, quizás no solo para su propietario sino  para el resto de la comunidad que la pudo haber adorado en este territorio tan especial. Y es que, el lugar donde fue encontrada, se interpreta como un lugar de especial interés donde pudieron celebrarse ritos y ceremonias importantes relacionados sobre todo con la muerte y enterramientos.

Junto a la Venus, fueron encontrados multitud de objetos personales como joyas, hachas pulimentadas, vasijas de cerámica, cuentas de collares o puntas de sílex, datados entre el neolítico final y el cobre antiguo.

Estepona, ha querido, desde que la estatuilla fuese descubierta, que se convirtiera en símbolo de la ciudad, y parece que por fin lo han conseguido. La pequeña figura en cuestión mide 5 cm de altura y la podemos encontrar expuesta en el Museo Arqueológico de Estepona.

Otra Venus, pero que no fue localizada en un entorno funerario ni en ningún enterramiento, es la Venus de  la cueva de la Pileta de Benaoján (Ronda). Fue hallada por Tomás Bullón en 1935 y se trata de una plaqueta de cerámica (Edad del Bronce), con forma de hueso, plana y con unos agujerillos pequeños en su extremo superior, para ser utilizada como colgante. Una de sus caras es lisa y la otra tiene grabados los senos y unos puntitos en la zona del triángulo púbico.

Fuente: cuevadelapileta.org

Venus Prehistóricas

En general, estamos acostumbrados a ver las famosas Venus Paleolíticas, localizadas en cuevas europeas e interpretadas casi siempre como símbolos de fertilidad o fecundidad. Suelen ser de pequeño tamaño y con rasgos muy parecidos, donde casi siempre destacan las partes del cuerpo relacionadas con la fertilidad, dando menor expresión artística a la cabeza, o extremidades. La venus de Willendorf, la de Laussel o la del Pendo, serían tres ejemplos de ellas.

venus prehistóricas

Pero en periodos más neolíticos, son más raras de encontrar, aunque como vemos, también se siguen elaborando y rindiendo culto, también en entornos funerarios, como sucede con la Venus de Estepona.

Sea como fuere, el hallazgo de este tipo de piezas, conlleva una ilusión diferente al hallazgo de cualquier otra pieza como pueda ser una punta de sílex o una cuenta de collar. Algo, dentro de la mente del arqueólogo, sabe, que tiene entre sus manos, un objeto sagrado, diferente a los demás. Sagrado para alguien del pasado, que lo depositó allí, en aquel lugar, con sumo cuidado. Por ello, estas figuras, están rodeadas de un misticismo especial. Difícil de definir, pero presente en cada uno de sus hallazgos. Una energía que supera el paso del tiempo y que de nuevo, hace que veneremos este objeto, aunque no de la misma manera, si con asombro, curiosidad y delicadeza, como, si de alguna forma, estas figuras, todavía estuvieran “vivas”.

© Viajes a la Prehistoria

 

Please follow and like us:
0

Te puede interesar también:

Booking.com
0 Comments

Escribe tu comentario: