¿Cómo era el calzado en la Prehistoria?

¿Cómo era el calzado en la Prehistoria?

Con este frío de invierno y mientras caminamos descubriendo y viajando a la prehistoria entre caminos de tierra húmeda y cuevas resbaladizas me pregunto qué tipo de calzado utilizaban durante el paleolítico superior para protegerse del frío y de los suelos o nieve…

Y claro está, si dirigimos nuestra atención a la información que la arqueología nos aporta, observamos que el  zapato más antiguo de Europa se encontró en Armenia y era de la Edad del Cobre hace 5.500 años. Este primer zapato estaba compuesto de piel muy blandita de vaca y tenía cordones para anudarlo. Fue encontrado en muy buen estado pues se encontraba bajo excrementos de oveja y se trataba de un pie derecho del número 37. Además se encontraron restos de hierbas en su interior, no sabemos si para su conservación o para el frío, porque pensándolo bien, caminar con estos zapatos en invierno, les hubiera calado la humedad igual a nuestros antepasados paleolíticos.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Galería de Arte Rupestre, venta y encargos

Un zapato más antiguo que este, concretamente de 8000 años de antigüedad, fue el que se encontró en una cueva de Misuri, en EEUU.

Fuente imagen: pasoclave.com. Copia de las sandalias encontradas en la cueva de Misuri.

El siguiente zapato que se encontró fue el de Otzi, que se parecería mucho a la idea que tenemos nosotros del calzado paleolítico puesto que seguramente, y digo seguro porque no andarían descalzos con bajas temperaturas, los hombres y mujeres del paleolítico, realizarían primeramente las suelas con algún material duro y resistente, como podía ser la corteza de un árbol o con esparto o fibras vegetales duras, para permitir un trenzado resistente conocido como tipo “bast”. A continuación utilizarían una primera piel, que coserían (ya que en paleolítico superior ya existían las agujas de coser de hueso) a la suela de corteza de árbol, tras haberla perforado previamente y posteriormente forrarían la primera piel con pieles de animales más gruesas y calientes, anudándolas a modo de botas con cuerdas o cintas de cuero. O como en el caso de otzi, trenzarían la parte interna a modo de sandalia y luego forrarían el exterior nuevamente con pieles de animales y tiras de cuero.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Dentro de la cueva de Parpalló (Gandía)
calzado en la prehistoriafuente imagen: culturademontania.org.ar, Reproducción calzado de Otzi.

Ejemplo botas esquimales inuit

Suelas tipo «bats»

De fibras vegetales y pueden forrarse con piel

Otra posibilidad es que fuesen completamente de piel dura, y luego forradas con más pieles con pelo para aislar el frío.

Desde luego la necesidad nuevamente despertó nuestra creatividad e ingenio en la Prehistoria, sobre todo en épocas tan heladas que no habrían sobrevivido son un calzado protector.

© Viajes a la Prehistoria

Dos ilustraciones realizadas por Giuseppe de Viajes a la prehistoria. La primera interpretación para un calzado de invierno, y la segunda para épocas más calurosas. Esta última según las evidencias arqueológicas, como la cueva de los murciélagos en Granada.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Ilustraciones de prehistoria

 

Necesita una ilustración, contacte en el siguiente formulario:

Contacta con Viajes a la Prehistoria

ARTICULO RELACIONADO:

Vestido en la prehistoria, ¿qué nos cuenta el arte rupestre levantino?

0 Comments