PALEOVIRUS : EL RESURGIR DE LOS VIRUS TRAS EL DESHIELO

PALEOVIRUS : EL RESURGIR DE LOS VIRUS TRAS EL DESHIELO

 

 

“Los pueblos que olvidan su “Pre”Historia, están condenados a repetirla”

Cicerón

No andaba yo mal encaminada cuando en mi libro ¿Por qué danzan los Arqueros? dediqué un capítulo y un relato a un posible virus, que habría actuado en la prehistoria y que podría haber sido la causa de la muerte de algunos de nuestros antepasados..

“La sangre, roja como el sol del atardecer, comenzaba a brotar de los cuerpos de sus compañeros, sin que ninguna planta o invocación a los espíritus pudiese menguar aquella devastación. Sufrían, gritaban, se retorcían y la vida, se les escapaba a borbotones por cada poro de su pìel”

                                                  ¿Por qué danzan los Arqueros? (pp. 165)

paleovirus

Ilustración del libro, pp. 167

Hilando fino y tratándose de ficción en mi libro, la realidad científica me superaba y  nos sorprendía el pasado año hablándonos de los posibles virus que estaban resurgiendo tras el deshielo en la actualidad.

Pero ¿cuánto hay de verdad en todo esto? o mejor dicho ¿hasta qué punto es posible que estos “paleovirus” puedan despertar de su letargo, estar activos y lo más importante afectar al Homo Sapiens Sapiens del s.XXI?

El deshielo de los glaciares está provocando el descubrimiento de hallazgos arqueológicos y prehistóricos de tal magnitud e importancia que todavía estamos en pañales para todo lo que nuestro pasado nos tiene que contar. Sin ir más lejos tres virus: “Phitovirus Sibericum”, “Mollivirus” y “Pandoravirus” y que son considerados paleovirus o virus prehistóricos, han sido hallados en Siberia y en el Ártico.

paleovirus

Fuente imagen: elmundo.es

Parece el argumento de una novela de terror o como ya apuntaba anteriormente el hilo que da fuerza a mis hipótesis en mi libro,  sobre un posible virus en la prehistoria y sus consecuencias.

Pero la verdad supera la ficción:

“Científicos reviven un virus congelado durante 30.000 años”[1]

Fue la universidad de Aux Marseille en Francia, la que hizo revivir uno de estos virus, al parecer más  grande que el resto: el Phitovirus Sibericum, que permanecía congelado en Rusia.

Este virus, es conocido como el virus gigante y al ser introducido en una ameba, se multiplicó cientos de veces hasta que acabó con la vida de la ameba y se gestó un nuevo virus.

Fuente imagen: lalíneadelhorizonte.com

Parece un juego de niños, pero no lo es. Al parecer, no se trata de un virus que afecte a los humanos, pero no sabemos si el siguiente en ser descubierto, si pueda afectarnos de una manera que desconocemos, puesto que si se descubre un cuerpo congelado con un virus mortal, en condiciones favorables, sí es posible que reviva, aunque poco probable, no es imposible, según advierten los científicos.

Un buen ejemplo de ello, aunque no prehistórico, fue la momia hallada en Siberia de una mujer esquimal que había sido infectada y muerta por el virus de la gripe española. Tras muchas investigaciones incluso con los descendientes de la mujer, se llegó a conocer toda la secuencia genética completa de la gripe española cuyos resultados fueron publicados en la revista Nature y que concluyen que fue un virus trasmitido por las aves y que había mutado para afectar a los humanos.

Por tanto, no se trata de ciencia ficción sino de una realidad cada vez más próxima no solo relacionada con el deshielo, sino con otro factor de suma importancia en la actualidad: los pozos petrolíferos y las capas de permafrost.

¿Qué es el permafrost?

La capa de suelo que permanece congelado permanentemente y que alberga virus, microbios y bacterias a temperaturas bajas y en la oscuridad sin apenas oxígeno.

Esta capa de hielo se está descongelando y aquí radica uno de los problemas más graves e importantes.

Fuente imagen: ehabitat.it

El otro es que sin llegar a descongelarse, la búsqueda de petróleo debajo del permafrost hace que se perfore en estos lugares y el resultado pueda ser el mismo: la liberación de virus y bacterias que en un momento dado puedan afectar a la salud humana.

“Dice el virólogo español Antonio Alcami que desde que se empezaron a estudiar los efectos del deshielo se han encontrado tantos virus de todo tipo que no nos ha dado tiempo a ponerles nombre”

Pero ¿Podemos saber hoy si nuestros antepasados paleolíticos o neolíticos murieron o fueron infectados por alguno de estos virus?

Desde luego que sí, equipos multidisciplinares trabajan desde hace tiempo en los efectos provocados por el deshielo, y si se descubren cuerpos humanos como el caso de la momia Inuit, inmediatamente se estudian las patologías que esta pudo tener o la causa de su muerte.

Por tanto, los hallazgos bajo el hielo pueden ser esperanzadores para conocer nuestro pasado prehistórico pero al mismo tiempo pueden ser devastadores si se abre la caja de pandora de los paleovirus. Un bioerror y …

©Viajes a la Prehistoria

[1] http://www.elmundo.es/ciencia/2015/12/04/56603ed2e2704e64408b45a0.html

Please follow and like us:
0

Te puede interesar también:

Booking.com
0 Comments

Escribe tu comentario: