Cueva de Font de Gaume (Francia)

Cueva de Font de Gaume (Francia)

Antes de hablar de la cueva de Font de Gaume y de la importancia de su visita, tenemos que hablar de la “suerte” que tuvimos aquella mañana, cuando madrugamos y llegamos a las 8:25 a las puertas de la caseta de recepción.

No me lo podía creer, llegamos a una zona arbolada y allí, frente a la caseta un montón de gente sentada en unos bancos de madera haciendo cola…

Recepción de visitantes para la entrada. Se recomienda estar a las 8 de la mañana.

 

Me bajé del coche corriendo, bastante asombrada por lo que mis ojos veían y tras mirar los rostros de la gente, me indicaron un número grabado en el banco, 48…Esto significaba que por poco no entramos en el cupo de visitas que la cueva permite al día: 60. Y aquello se repetía cada mañana para visitar tanto la cueva de Font de Gaume como la cueva de Combarelles, ambas en un radio de 10 km. Tras documentarme, averigüé que ya en 2012, estuvieron a punto de cerrar por conservación la cueva de Font de Gaume por motivos de conservación, pero que al final se declino la idea y se controlaban las visitas de este modo.

De repente nos sentíamos afortunados por poder ver la última de las tres cuevas con arte rupestre polícromo al estilo de Altamira o Lascaux que todavía se podía visitar, ¿Quién sabe si un día esta cueva también cerrará sus puertas?, por si acaso, al menos pudimos disfrutar de su visita.

ARTÍCULO RELACIONADO:  LA CUEVA DE ROUFFIGNAC (FRANCIA)

Tras dos horas esperando a que la central abriera sus puertas, hicimos cola de nuevo para sacar nuestras entradas, y nos dijeron que nuestra visita sería a las 11:30, con lo que todavía deberíamos de esperar una hora más…el tiempo visitando cuevas prehistóricas en Francia se te escapa de las manos…Pero por fin llegó el momento de ascender por aquel camino verde, repleto de arbolada que nos separaba de las dos bocas de la cueva de Font de Gaume y allí estaba Viajes a la Prehistoria para disfrutarla.

Vista general de la entrada a la cueva.

 

Font de Gaume, la cueva del jaque-mate a la incredulidad

A pesar de que otras cuevas como Pair-non-pair, Figuier y La Mouthe fueron las primeras cuevas descubiertas en Francia con arte rupestre después de la cueva de Altamira(España), cuatro días después de descubrir los numerosos grabados de la cueva de Combarelles y a 5 km de distancia, las pinturas rupestres de Font de Gaume salían a la luz. Se trataba de las primeras pinturas rupestres polícromas similares a la tan maltratada Altamira y se daba por finalizada la negativa de que efectivamente el hombre de Cromagnon, no solo era capaz de pintar, sino de que lo hacía impresionantemente bien. Font de Gaume era la prueba definitiva en territorio francés que necesitaban los que desacreditaron desde el principio a Marcelino Sanz de Sautuola y al Arte Rupestre de la Cueva de Altamira.

ARTÍCULO RELACIONADO:  Cueva de Niaux (Francia)

cueva de font de gaume

Vista desde el interior de la entrada de la cueva.

 

Font de Gaume, la visita

Tenía que ser corta, rápida y sin demasiadas paradas, con una luz muy, muy pero que muy tenue, ningún objeto en las manos, ni mochilas, ni nada de nada, pasadizos estrechos y bajos en ocasiones hasta llegar a uno de estos estrechos pasajes en los que por arte de magia, de la misma roca y digo de la misma roca, ya que el efecto era espectacular, salían aquellos maravillosos y perfectos bisontes policromados…La guía jugó con la luz de su linterna, los enormes bisontes parecían respirar, estar vivos sobre las abultadas rocas. Aquellos bisontes eran enormes, cuanta perfección en los trazos, cuanta delicadeza y maestría. Y allí, frente  a aquel friso decorado, pude apreciar por fin, la auténtica mezcla de color, rojo y negro, tal y como lo hicieron ellos. Y cómo el rojo se había mezclado con el fondo, adquiriendo ese otro color más claro, y que le otorga mayor realismo a la piel del animal. Me hubiera quedado horas y horas sentada en el suelo observando aquella belleza…

Font de Gaume era otra de las cuevas francesas en las que nuestros antepasados habían caminado hacia el fondo de la misma para comenzar a dejar sus pinturas en las rocas.

ARTÍCULO RELACIONADO:  La cueva de Arcy Sur Cure (Francia)

El “beso” de los renos

Otra de las grandes escenas de figuras estelares de la cueva de Font de Gaume es cuando un gran reno lame con su lengua el hocico de otro reno que se encuentra con la cabeza más agachada, no sabemos si está herido o se trata de una escena sexual; Se trata de una escena maravillosa con una naturalidad y perfección de detalles escalofriante…

La cueva contiene muchas figuras más, pero la visita se permite, como en tantas otras hasta los grandes bisontes, luego damos vuelta atrás y volvemos a la luz, con la enorme satisfacción de tener en nuestra retina para siempre la excepcional visita a esta cueva, que quizás mañana, ya no se pueda volver a visitar más.

Agradecer a la guía de la cueva, Brigitte, su esfuerzo por explicarnos algunos detalles de las pinturas en español, ya que las visitas de todas las cuevas son en inglés y francés.

© Viajes a la Prehistoria

 

0 Comments